¿Cómo es un histórico de 91 años de historia relajante mental y físicamente saludable?

El Sr. Woolfgang nació en la casa de Boston. Se unió al poder de protección después de la Segunda Guerra Mundial cuando pasó 19 años. Su trabajo se convirtió en el poder de los científicos japoneses visitantes esféricos después de que los Estados Unidos ocuparan Japón. Se volvió tan valiente que ahora ni siquiera levantó […]



El Sr. Woolfgang nació en la casa de Boston. Se unió al poder de protección después de la Segunda Guerra Mundial cuando pasó 19 años. Su trabajo se convirtió en el poder de los científicos japoneses visitantes esféricos después de que los Estados Unidos ocuparan Japón. Se volvió tan valiente que ahora ni siquiera levantó un arma. Sirvió durante 365 días después de la Segunda Guerra Mundial, luego asistió a Boston College para realizar su etapa de ingeniería sin costo alguno. Después de graduarse de Boston College, se unió a United States Air Power y voló jets y aviones industriales durante más de 15 años. Nunca tuvo un ataque de desesperación, terror o horror. Bebió dos tazas de café en algún nivel del día y estuvo listo para dejar de ser leve incluso cuando tuvo que saltar del avión en Rhode Island una vez que el motor del avión desarrolló algunos problemas. Cuando compró por primera vez fuera del avión, su paracaídas ahora no se entregó. Se mantuvo muy tranquilo, hizo el trabajo con consejos sobre cómo intentar el paracaídas y estuvo listo para aterrizar en el Océano Atlántico de manera eficiente. Más tarde le dijo a su acupunturista que no había tomado café esa mañana, lo que lo tranquilizó aún más. Ahora no se convirtió en un comedor verdaderamente saludable cuando se hizo más joven, pero nunca se complació en nada gracias a su poder de protección practicando. Se acuesta temprano y se levanta temprano. Le encanta un régimen alimenticio con alto contenido de sal y azúcar y sus dos tazas de café por la mañana. Había estado algo saludable, excepto que alcanzó 80 años pasados.

A la edad de 80 pasaron los años, fue reconocido con fibrilación auricular (FA) y osteoartritis en el centro de salud Newton Wellesley. Su cardiólogo le recetó un betabloqueante, un anticoagulante y un medicamento para la rigidez sanguínea alta como tratamiento de rutina para la FA. Tomó los medicamentos durante un par de meses; su ritmo cardíaco se volvió más lento pero levemente irregular. Gradualmente se dio cuenta de que su verdadero dolor de rodilla empeoraba y sus brazos se hinchaban más. Sus brazos estaban mucho menos hinchados en la mañana antes de que comenzara a tomar los medicamentos. Es posible que sus dedos ahora no se enderecen por la tarde gradual, debido a la hinchazón en las articulaciones de sus manos. Una vez, mientras buscaba con anticipación a su especialista en artritis en el centro de salud de Needham, uno de los muchos pacientes que estaban en la sala de preparación le aconsejó que hablara con un acupunturista en Needham. Ha sido un piloto con mentalidad de entrega y continuamente dispuesto a intentar algo único. A pesar de que vive lejos de Needham, en el centro de Boston, se hizo evidente que debía cortar para ayudar a su dolor de rodilla y preservar su ser apropiado para poder preferir el cuidado de su esposa y servir a su iglesia.

Comenzó con la acupuntura a la edad de 80 años pasados ​​para hacer una raja para ayudar a su verdadero dolor de rodilla. Acudió a nuestro centro de salud en Needham por 15 casos una vez por semana, y su dolor de rodilla adquirió un aumento crítico. Absolutamente más realista tenía rigidez cuando subía y bajaba escaleras. Luego, su acupunturista en Needham decidió apoyarlo con FA junto con su charla de acupuntura una vez al mes con en Needham. Se le indicó que redujera al mínimo su café a una taza o café descafeinado. Al principio, habló de que su cardiólogo ahora no asumía que la FA está relacionada con el café. Su acupunturista le dio dos decisiones: seguir tomando café, luego instalar un marcapasos con anticoagulante sin fin o cambiar su comportamiento y alejarse del marcapasos. El Sr. Woolfgan tomó la decisión de comerciar y comenzó a ingerir café descafeinado cuando pasó a 87 años. Después de un par de meses de terapias de acupuntura en Needham, su frecuencia cardíaca se modificó mucho y bajó a 50. Cuando fue a asistir a su cardiólogo en el centro de salud de Newton Wellesley, le dijeron que posiblemente dejaría su anticoagulante y minimizaría la dosis de betabloqueante a la mitad para que su frecuencia cardíaca posiblemente cesara entre 60 y 70. Su cardiólogo le dijo al Sr. Woofgan que él es la persona afectada más realista que estuvo lista para dejar el anticoagulante en algún nivel de su 30 año de preparación. El Sr. Woolfgan notó que después de minimizar su betabloqueante, la hinchazón de su mano se volvió mucho menor. Estaba listo para tomar su palo de golf críticamente más alto, y su etapa de dolor en la muñeca bajó dramáticamente.

A la edad de 86, el Sr. Woolfgan decidió soportar la cirugía de reemplazo de rodilla, incluso suponiendo que no tuviera dolor de rodilla, la rigidez más realista cuando subía y bajaba las escaleras. Su cirujano ortopédico en el Boston Medical Center le indicó que su rodilla sintética lo haría caminar más alto. Su acupunturista en Needham le dijo que, si bien no tienes dolor de rodilla y estás listo para caminar sin dolor, no te sometas a una cirugía de rodilla. Creía firmemente en su infame cirujano ortopédico en Boston y se sometió a una cirugía de rodilla a la edad de 87. Después de su cirugía de rodilla, su rodilla real se hinchó al admirar un globo y adoptó una actitud que posiblemente casi nunca se doblaría. Su cirujano ortopédico tuvo que inyectar anestesia, luego dos enfermeras tuvieron que apoyar su pierna para enderezar su rodilla. El dolor se volvió insoportable en algún nivel del trabajo, y casi se desmayó. La actitud de su rodilla real se redujo después de este trabajo doloroso, y su mente se volvió deslumbrante ante cualquier forma de dolor después de este trabajo brutal. Alternativamente, debido a que es un hombre elegante, persistió junto con su tratamiento de acupuntura en Needham y fue al gimnasio todos los días para afirmar la masa muscular de su pierna. El dolor de rodilla finalmente desapareció, sin embargo, la leve rodilla real ahora no puede enderezarse por completo. Cuando su acupunturista le preguntó si deseaba llevar otro reemplazo de rodilla en la rodilla izquierda, la resolución ahora no es ninguna.

Durante la pandemia de COVID – 19, el Sr. Woolfgan y su cónyuge estuvieron encerrados en su residencia justa en el centro de Boston, por lo que detuvo el tratamiento de acupuntura en Needham durante tres meses. . Tan pronto como se inició la divulgación de bloqueo, acudió a su tratamiento de acupuntura una vez al mes. Ahora que ha pasado casi 92 años, el suave tiene una reminiscencia puntiaguda y puede caminar sin un bastón. Es montañoso de seis pies y cuatro pulgadas y ahora no ha bajado en dimensión un solo creep. En estos días, desarrollaba mareos cuando compraba con demasiada rapidez o cantaba dentro de la iglesia. Su acupunturista le indicó que preguntara a su cardiólogo en Boston para modificar su medicación. Redujo al mínimo su betabloqueante extra y su mareo desapareció. Pequeños cambios que hizo cuando cumplió 90 años pasados ​​integrados que solían ayudar a su café de moda. Su frecuencia cardíaca se mantuvo esférica 60, sin embargo, los latidos cardíacos irregulares llegaron a ayudar en cualquier momento cuando bebía café de moda. Su acupunturista puede mostrar continuamente si ha bebido café descafeinado o elaborado. También comenzó a ingerir té y más agua porque tuvo dos cirugías para agarrar un tumor maligno en su vejiga. Su acupunturista le indicó que, si ahora no deseaba someterse a una tercera cirugía de vejiga, podía soportar beber más agua para limpiar su vejiga.

En este caso, el Sr. Woolfgan estuvo listo para cambiar su comportamiento de 80 año de ingerir café de moda que puede soportar el resultado de su deseo de soportar el creador de tempo. La cirugía es continuamente arriesgada porque le puede ayudar a minimizar la entrega de la piel y la masa muscular de una persona 90 – años pasados, su objetivo inmunológico seguramente se verá comprometido, por lo que puede crear una variedad de dolencias diversificadas. Nuestra vieja escuela 91 – años pasados ​​ha sido muy disciplinada y ha estado lista para afirmarse y dormir con frecuencia. Por eso está sano física y mentalmente. Además, el Sr. Woolfgan mild tiene una visión algo apropiada sin degeneración macular o glaucoma a su edad porque nunca le gustó beber nueces demasiado poderosas y comida viva, y minimizó su consumo de sal y azúcar después de que su acupunturista le aconsejara que se diera cuenta. .

modashopx7c01-20
US

Categories