El nerviosismo preciso con los requisitos de magnificencia de los medios

Por lo demás, parece que el cambio predominante está ocurriendo en los medios corporativos. Las hembras ultrafinas más prácticas ya no son su tradicional belleza muy rígida tradicional, o lo que indudablemente ha sido: una aceptabilidad tradicional para las hembras. Las chicas con una buena reputación en su cuerpo (¡jadeo!) Ahora están representadas en la […]

El nerviosismo preciso con los requisitos de magnificencia de los medios

Por lo demás, parece que el cambio predominante está ocurriendo en los medios corporativos. Las hembras ultrafinas más prácticas ya no son su tradicional belleza muy rígida tradicional, o lo que indudablemente ha sido: una aceptabilidad tradicional para las hembras.

Las chicas con una buena reputación en su cuerpo (¡jadeo!) Ahora están representadas en la televisión convencional e incluso en revistas mudas. Ya no son más útiles que exhiben, se suministran como ejemplos de belleza montañosa.

Las acciones deportivas ilustradas mostraban en su edredón a la brillante modelo Ashley Graham en 2016, que fue noticia mundial debido a los requisitos mediáticos desgastados sobre 70 libras de sobrepeso.

Graham ahora va a conformar el panel para la etiqueta de precio “The Next Top Model de Estados Unidos” con Tyra Banks.

El precio original de HBO “Girls” fue noticia en los últimos años debido a que publicó celulitis válida en una de las muchas estrellas de la etiqueta de precio. La revista Glamour adoptó el traje mostrando en su edredón las cuatro estrellas, una de ellas valientemente fuerte, con celulitis expuesta a propósito.

La televisión por cable, YouTube y otros estilos de distribución de medios diferentes son el precedente de una década y más antes. Nos han permitido conocer nuestros cuerpos válidos representados en video más continuamente.

Ahora, los medios corporativos están cambiando. Actrices en comerciales de televisión, pronosticadores del clima femenino, incluso estrellas del pop … Se está cayendo. A las chicas que son más delgadas que las espantapájaros ya no se les prohíbe la ilustración como personas tradicionales e incluso brillantes.

Qué victoria, o eso parece. Después de todo, durante décadas, las feministas, las fogeys preocupadas y las activistas de “talla grande” descubren que se han opuesto a los espectáculos de las mujeres de mujeres ultradelgadas por la medida de la belleza femenina, y la forma corporal requerida para calificar incluso para ser una megaestrella.

Argumentaron que estos lugares tradicionales prácticamente todas las mujeres vivas, incluso las mujeres delgadas, en la categoría “demasiado fuerte”, y que lleva a muchas mujeres y mujeres a proporcionar anorexia, bulimia y el exceso o una opinión de alimentación menos saludable que en un diagrama indirecto termina en atracones.

Compañías como Dove descubren escuchadas. Los principales medios de comunicación se están ajustando a estos requisitos. Los principios más importantes del diálogo público sobre la “imagen corporal” y la ilustración de las mujeres descubiertas cambiaron. Se trata del progreso, en particular.

Pero falta algo aquí (# ; Una cosa casi tan montañosa como un elefante en una habitación.

Es algo que tiene mucho que ver con por qué tantas mujeres y niñas descubren trastornos de “imagen corporal” en la primera relación, y por qué muchos producen disfunciones de beber.

Que algo no se trata simplemente de una belleza tradicional inflexible o poco realista o incluso corporalmente insalubre.

También se trata de cómo se maneja la belleza de las mujeres. Se trata de cómo se representan nuestros cuerpos femeninos, alternativamente diversos en tamaño, coloración y edad.

Asignarlo en terminología feminista: lo directo es la objetivación sexual.

El edredón ilustrado de acciones deportivas que comprende a la resplandeciente Ashley Graham podría muy bien descubrir que envió el mensaje a las mujeres que son más grandes que el espantapájaros, y que probablemente también sean apuesto sexualmente a la carga que son.

Pero, ¿es este un mensaje sobre respeto deseo? ¿O algo mas?

Recupere las fotos de las tres mujeres destacadas de diversas formas corporales obtenidas del espectador masculino: un aprecio por los límites de las mujeres, un reconocimiento de sí mismos -posesión y su humanidad avanzada, y el resultado de que la sexualidad de una niña se comparte con estos con los que una niña elige fragmentarla.

¿O envía el mensaje al espectador masculino de que la humanidad avanzada de las mujeres que los encienden no es válida, o no es indudablemente válida 39; t tema? ¿Envía el mensaje de que las mujeres no descubren límites sexuales predominantes? Y que las hembras no son selectivas en quienes capturan para fragmentar su sexualidad debido, con aviso exacto, a estos tres dispositivos diversos que descubren lo que muchos consideran que es el trabajo supremo en este planeta para las mujeres, el modelado, se lo está proporcionando a la cámara y a millones de espectadores masculinos sin nombre, ¿no se desean requisitos?

Las niñas y las mujeres no producen un bajo amor propio, complejos de imagen corporal y disfunciones honestas debido a la forma de su cuerpo. ; t representado en los medios de comunicación.

Ese & # 39; s segmento de lo directo. Pero en verdad ya no es un segmento necesario. A decir verdad, la estricta protección de una belleza exterior tradicional es indudablemente una faceta real, directa más profunda, y esa directa más profunda es la representación irrespetuosa de las mujeres. La representación de las mujeres, e incluso las niñas, como objetos sexuales.

Ya no todas las mujeres estarán de acuerdo en que la objetivación sexual de las mujeres es un producto de falta de respeto. Algunas mujeres sienten que adoptar ese papel es una manera de negar su feminidad, y que la atención sexual que obtienen de eso no es irrespetuosa.

Yo diría que con lo que se divierten es con el alivio de la falta de respeto a la entrega y dejar de lado.

Para los hombres que descubren que se dan cuenta de objetivar a las mujeres, el preludio de “conseguir algo” parece producir un comportamiento respetuoso similar: sonrisas, asentimientos, atención, por casualidad, un cortejo caballeroso.

Pero cuando los hombres que prestan atención no conocen a un ser humano avanzado, intrínsecamente dueño de sí mismo después de conocer a una niña provista como objeto sexual, No hay realidad en su precio de apreciación.

Descubrirá que lees relatos de mujeres y niñas acerca de cómo comenzaron sus trastornos con la bebida, la mayoría habla sobre el abuso sexual en el hogar, la retroalimentación sexual objetiva relacionada con la belleza ultradelgada tradicional, y estar excesivamente influenciado por esa belleza ultradelgada tradicional en los medios, después de que su amor propio es bajo.

Y el bajo amor propio proviene de ser manejado como si fuera invisible. Viene de ser manejado como si el interior de uno, la humanidad infinitamente avanzada de uno, ya no sea válida o predominante.

Viene de estar representado en los medios de comunicación de precio constante como si uno no descubriera los límites físicos y sexuales que descubren las personas que abordan el tema. Los límites adicionales o menos que merecen ser venerados. Proviene de ser manejado como si uno fuera un objeto para que lo use cualquier otra persona, ya sea que el “objeto” se designe como “chispeante” o no.

De acuerdo con la objetivación de la costumbre, sobre todo en los medios de comunicación, a las mujeres y las niñas se les debe enseñar a objetivarse.

La pura opinión de una niña sobre sí misma que tiene inherentemente como una niña pequeña cambia de ser el ambiente necesario de su vida: la que experimenta su cuerpo, quien experimenta el ambiente – a ser un objeto para el placer visual de los demás.

Ella es sensata y tiene las necesidades de un ambiente, de una persona particular válida e infinitamente avanzada, sin embargo, su autoestima está formada por el remedio que recibe y por la ilustración cultural de personas que notar como ella

Ella comienza a concebirse a sí misma en el caso de las imágenes. Las fotos que representan los medios. Las fotos que conoce a otros (que también están capacitados por los medios de comunicación) después de que la notan.

Lo más probable es que narres que se produce un peligro de “imagen corporal triste”.

Pero un ser humano no asume naturalmente su cuerpo privado básicamente en el caso de una “imagen”. Obviamente, su creencia en su cuerpo es, antes que la auto objeción, multisensorial.

Esta autoconfianza pura implica su trabajo visible desde su cuerpo privado desde el aire inicial, sin embargo, antes de que se internalice la autoobjetivación, su viaje interior de su cuerpo no es & # 39; t minimizar perder su imagen visible de ella.

Si no estamos objetivando a nosotros mismos, naturalmente afiliamos nuestra influencia visible de nosotros mismos con nuestro viaje interior de nosotros mismos.

Cuando descubrimos esta opinión pura de nosotros mismos, no nos perfilamos en sintonía con una “imagen corporal”. No asumimos nuestro cuerpo básicamente desde el punto de vista del aire de entrega, como si fuéramos cualquier otra persona tomando nota de nuestro cuerpo.

Ya no es que a una persona en particular poseída no le importe su apariencia. Lo contrario es real. Cuando nos sentimos poseídos, nos preocupa nuestra apariencia debido a que estamos orgullosos, de una manera saludable, de quienes somos.

Algunos en la “positividad corporal” circulan descubren que la apariencia de las mujeres se destaca demasiado en los medios de comunicación, y que las mujeres # 39; las cualidades en lugar de la apariencia física probablemente se valorarán como un cambio.

Yo juzgo que lo que objetan intuitivamente es la objetivación de los medios de las mujeres & # 39; s apariencia.

Mira el tema – debido a nosotros tema. Nuestra apariencia es un segmento de nuestra totalidad.

Es la separación interiorizada del cuerpo de la individualidad, la autoobjetivación, lo que quiere reparar.

Es la objetivación sexual de mujeres y niñas en la sociedad que quiere cambiar.

Cuando somos dueños de nosotros mismos, nos deleitamos en nuestro cuerpo sin tener que evaluar si nos deleitamos o no.

Nos deleitamos en estar vivos, nos deleitamos en ser nosotros mismos, nos deleitamos en estar en un cuerpo femenino humano supremo, supremo debido a que está vivo, y nos ofrece vida.

Todos somos auto-poseídos por naturaleza: antes de que nuestra relación con nuestro cuerpo se vea interrumpida por la insistencia violenta y subliminal en algún nivel de la sociedad y en algún nivel de los medios de comunicación de que el cuerpo femenino no significa ser humano. Como un cuerpo diferente, el cuerpo femenino es concebido y suministrado como si fuera de acceso público, hasta que haya sido reclamado en privado por cualquier individuo en lugar de por el ser humano en ese cuerpo femenino.

El puro auto-lujo en el que todos nacemos es herido o destruido en esta dirección de.

La lucha contra la inflexible belleza ultradelgada tradicional parece descubrirse ganada, o ya no disminuye más de lo que la victoria es saber. Sin embargo, lo directo sobre el alivio de esa belleza tradicional, por qué solía ser tan siniestro y por qué existía en la primera relación, es la objetivación sexual y la falta de respeto contra las mujeres. Todo comienza con la objetivación.

Es hora de llamar a ese elefante “invisible” en la habitación.

El directo que & # 39; actualmente se identifica como mujeres & # 39; sy niña & # 39; la “imagen corporal triste” continuará hasta que originemos otra circulación que desafíe con éxito la objetivación de mujeres y niñas.

Ya hemos progresado. Permítanos & # 39; s preservar ir con el cambio.

modashopx7c01-20
US

Categories