Existencia de Ghana: no todas las damas ligeras son más dimensión

Ghana, tesoro de otras naciones africanas, tiene un porcentaje montañoso de mujeres de talla grande, particularmente entre estas más de treinta, pero tal vez haya una minoría de chicas que hechizan una estatura limitada y delgada en todos los estilos de vida. Una de esas jóvenes, Akosua Akomwa, solía ser entrenada como soldadora en el […]



Ghana, tesoro de otras naciones africanas, tiene un porcentaje montañoso de mujeres de talla grande, particularmente entre estas más de treinta, pero tal vez haya una minoría de chicas que hechizan una estatura limitada y delgada en todos los estilos de vida. Una de esas jóvenes, Akosua Akomwa, solía ser entrenada como soldadora en el Instituto Técnico de Kumasi, una universidad de práctica profesional establecida en Kumasi con el apoyo de la Canadian Global Increase Company (CIDA). En este minuto, la persona solía ser pionera en un paseo para llevar a más señoritas a las embarcaciones de ingeniería. Akosua dirigió un exitoso taller durante varios años, pero su tía Rose dirigió una profesión extraordinariamente numerosa.

Hace algunos años, la tía Rose había sido arrestada a su llegada a Inglaterra y acusada de intentar importar cocaína. Ya no se determina si dedicó este delito a sabiendas o solía ser una víctima inocente de los traficantes de medicamentos, pero después de pasar su tiempo en el complejo penal, acordó ayudar a las autoridades británicas a combatir el intercambio ilegal proveniente de Ghana. En general, bromeó diciendo que, como en ese momento, la mayoría de los correos femeninos ocultaban la medicación de sus sostenes, su esbelta figura y su rápida estatura la hacían de poco valor para el cartel que se extendió más inteligentemente para reclutar damas expansivas con cofres planos. )

Tía Rose había estado sirviendo para luchar contra el intercambio de medicamentos en Inglaterra antes de conocer a otros ghaneses en un plan idéntico y entusiasta, y él o ella accedieron a enganchar a un grupo para hablar de la lucha a Ghana y jugar una característica en la interrupción las operaciones del cartel en su metrópoli sede, Kumasi. Cuando un miembro reformado del cártel solía ser secuestrado, ella ayudó a buscar la intervención del Asantehene, Rey de Ashanti, quien detalló a los varones de su rey para obtener la liberación del cautivo.

La reina del zapato en el famoso mercado Kejetia de Kumasi tuvo sido condenado por participar en el cartel de medicamentos y cumplió una sentencia penal compleja. Cuando, después de su liberación, solía sospecharse que tal vez estaría entusiasmada por revivir las actividades del cartel, la tía Rose se hizo pasar por una agente de un exportador de calzado británico para llevar a cabo el acceso a la mansión Manhyia de la reina del calzado.

Los amigos ghaneses de la tía Rose estaban intrigados por su estatura extrañamente limitada y la compararon con los mmoatia, habitantes de bosques imaginarios de la escala de niños que aparecen en las famosas historias de Ananse (Spider) de Ghana. Ella poseía absolutamente el ingenio astuto y rápido de una mmoatia. Cuando solía estar sentada en un accesorio del escritorio de trabajo balanceando sus piernas rápidas en una formulación de atributos, observaron que el procedimiento determinó que sus dedos ya no apuntaban hacia atrás.

modashopx7c01-20
US

Categories