No más fabricaciones

¿Qué se introdujo en mí para ofrecer tal lujo? Mis hijas fueron la fuerza motriz gradual de ello. Estando muy embarazada, decidí erradicar una siesta mientras mis hijos actuaban. Microscópico, sabía que iban a ir a la habitación de mamá y papá para cubrir sus rostros de camarón con mi pose, que se convirtió en […]



¿Qué se introdujo en mí para ofrecer tal lujo? Mis hijas fueron la fuerza motriz gradual de ello. Estando muy embarazada, decidí erradicar una siesta mientras mis hijos actuaban. Microscópico, sabía que iban a ir a la habitación de mamá y papá para cubrir sus rostros de camarón con mi pose, que se convirtió en oculta fuera de lugar. Jugando con mis cosméticos modificados en uno de sus videojuegos más populares. La alfombra, nuestros guardarropas, las colchas y sus habitaciones reconocidas fueron forradas en base, polvos, rímel y pintalabios.

Me quedé impresionado por la realidad de que se las arreglaban para disfrazarse con mi atuendo más simple y tacones excesivos. Más tarde, bajaron al trote los escalones y entraron en la sala de estar, donde me modifiqué para tomar la siesta. Me desperté cuando la hija de mi mayor dijo: 'Mirada de mamá, queremos ser equivalente a ti'. Les sonreí sin darme cuenta de la magnitud del dolor que habían causado arriba. Cuando logré examinar la escena del crimen, mis piernas se sentían históricas y me convertí en incapaz de erradicarlo por completo.

Después de calmarme, llamé a mis mujeres para que se animaran y se mostraran. Mientras estaba de pie en el final de las escaleras viendo a mis tres años desgastados y un año desgastados luchando por subir los escalones, mi mayor consideraba aprensiva y su hermana menor se transformó en una sonrisa gradual y ella afirmó: 'Mamá, mamá'. Más pronto de lo que podría probablemente también iniciar mi boca para suponer que mi voluble mayor vino a abrazarme y me dijo: 'Mamá, lo siento mucho, no lo alcanzamos tan pronto como más, era apropiado pretender ser equivalente a tú.' Acredité sus disculpas y las envié mientras limpiaba, antes de que su padre llegara a casa. Mientras limpiaba comencé a suponer con Dios y eso fue después de que compré la base '¿Por qué no dejar de llevar posesiones a todo tu año y mirar lo que ocurre?'

Me di cuenta de que tenía que trazar el ejemplo de cómo mis hijos podrían ser también hábitos también silenciosos. Mientras charlaba con Dios, me vino esta observación: 'Muéstrame; no me caracterices. ' Entonces entendí que esto se transformó en la forma en que probablemente también criaría en silencio a mis hijos. Si no puedo lograr algo yo mismo, no les asigno una consulta para lograrlo. Ahora tenemos una nueva relación. Mis hijas están creciendo, pero mi mayor reconoció: “Realmente acepto como cierto con apenas una momia”. Esta ha sido mi energía durante esta nueva parte de mi vida sin posesiones. Crecí creyendo que de la mejor manera sería hermosa para pintarme a mí mismo, pero ahora el tiempo que asigno a no gastar en posesiones que paso leyendo y escribiendo. Realmente acepto como verdadero y visto con propiedad que besaré y abrazaré a mis hijos y a mi esposo sin dejar ninguna mancha de posesión en sus ropas.

modashopx7c01-20
US

Categories